Alas para volar | Mindfulness
371
post-template-default,single,single-post,postid-371,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,paspartu_on_top_fixed,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-13.3,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Mindfulness

Por mi forma de ser, mi estilo de vida, tres criaturas, siempre voy como una moto, muy acelerada. Termina el día, me acuesto y por muy cansada que esté mi cabeza sigue en modo “Qué tengo que hacer” y no descanso bien. Yo que pensaba que era por el café o el mate de la tarde, pero no, soy yo, es mi cabecita!!!
Me levanto con las pilas al 70% no al 100% y llego al final del día tirando de reserva jaja
También es cierto que dormimos con Jan, cuando no te suelta una patada en la boca del estomago te da un sopapo con la mano en la cara jajajaj, después Enzo y Lucía durante la noche se despiertan y nos llaman entre sueños así que  tenemos que ir a calmarlos. Hace tiempo que no sé lo que es dormir del tirón.

Necesito mas energía, que puedo hacer con este panorama? Debería acostar al peque en su cuna, ya lo sé, pero no lo voy a hacer de momento jaja
¿De que manera puedo poner mi cabeza en modo off??

¡¡¡Meditando!!!

Mi madre, para los que no me conocéis, tiene un centro de belleza y bienestar en el cual, a parte de todos los tratamientos de belleza hacen cursos y sesiones  de meditación y otras terapias. Yo le digo a ella que es una “friki” (con cariño). Me da los mejores consejos y recomendaciones y no le hago caso (cosas de madre-hija); hasta que viene una mamá del cole, una amiga y me dice lo mismo que ella me había dicho y entonces pienso: ¡Cómo sabe mi madre! jajaj

Desde hace mucho tiempo me hablaba de la importancia de interiorizar en mi y buscar la felicidad en mi, no en los demás ni en mi alrededor, mucho menos en lo material.

Pasé mi adolescencia, rebelde, una temporada mala con algún que otro porrillo, los fines de semana de juerga y cada vez me sentía peor, triste, deprimida… claro que la única que lo sabía era mi madre. Me sentía vacía, deprimida, con ganas de llorar todo el tiempo,no le encontraba sentido a nada … tenía una temporada buena y después volvía a caer en lo mismo.

Pensándolo bien, ahora me doy cuenta que era como un “llamamiento” a mi persona. Eh Arantxa, que coñi haces con tu vida?? No te importas? No te quieres? La respuesta era NO.
Por suerte, de las malas cosas se aprende y ya pasé página. Ahora soy otra, aprendí de los errores y veo a mis hijos y a mi marido y no siento más ese vacío porque tengo una responsabilidad muy grande, a la vez que me siento feliz.

Sabéis de que manera aprendí a llenar ese vacío, esas ganas de llorar, esa tristeza, esa búsqueda de ¿Qué quiero en mi vida? Buscando en mi interior.
¿Os dais cuenta que ahora la “friki” soy yo? jajaj. Suena fácil, pero me ha costado más de treinta años aprenderlo!

Os voy a pasar mis dos tips más importantes, que son para el día a día.

Medita. Busca un sitio donde puedas tener intimidad y si te acostumbras a la misma hora cada día, perfecto, así crearás un buen hábito.  Si hace falta, pones el cartel de -NO MOLESTAR- jaja. Busca una música relajante, mi “temazo” es este: Busca en youtube – Sonido de agua y pájaros, estudiar, meditar, mente en blanco, pensar, sonidos relajantes- Hay tropocientos pero este es mi top jaja

Estás en la habitación, sentado en el suelo, espalda recta,  coloco mis brazos por encima de mis piernas con las palmas de las manos hacia arriba. Puedes poner incienso y encender una vela blanca. Si estás una habitación pequeña te aconsejo que tengas la ventana abierta porque te puede dar colocón con el incienso jajaja. A mi me gusta mucho el “Nag Champa”, de la caja azul.
Mínimo quédate 10 minutos, si puedes más ¡estupendo! Suena la música, cierra los ojos y procura no pensar más que en lo que estás haciendo. Estudia tu respiración, suave y tranquila, inhala lentamente y exhala despacio, sin prisa… Concéntrate en respirar y en escuchar la música. Prácticalo, lo notarás. ¡Hasta las ideas más inspiradoras llegan después de meditar!

También se le conoce como Mindfulness o atención plena. De hecho, se han realizado experimentos sociales, algunos de ellos en Institutos de barrios marginales  en las zonas más conflictivas de Estados Unidos y el resultado ha sido sorprendente; se ha reducido considerablemente el índice de criminalidad, los alumnos que han practicado el Mindfulness han mejorado notablemente en lo académico y en su trato hacia los demás , además de otros beneficios como reforzar la autoestima, mejorar la atención y la concentración.

Esto son cuatro pinceladas de lo que esta técnica te puede aportar, porque  “Mindfulness” es muuuuucho más.

Aunque ya se ha implantado en algunos colegios de España, aún queda mucho por hacer. Esta práctica del “aquí y ahora” es una herramienta para cualquier persona en todo momento. Puedes sufrir de estrés por tu trabajo, tener un horrible dolor de cabeza, falta de concentración, ansiedad, unas ganas tremendas de mandarlo todo a hacer puñetas… ¿Por qué no lo intentas?

Somos los responsables de lo que atraemos a nuestras vidas.

 

 

Da las gracias. Este es mi segundo tip o herramienta, tan importante o más que el anterior. Aprovecha ese momento de meditar para agradecer por todo lo que tienes, por un día nuevo, por tus hijos, tu marido, por tus padres, por la casa que tienes, por tener salud, trabajo y hazlo de corazón. Vas a sentir como se te llena el corazón de gratitud y eso es maravilloso.

Muchos no conocen esa faceta de mi. La vida te pone situaciones y lecciones que si no las aprendes o las resuelves te las vuelve a presentar. Con Jan, ahora hará un año, con tan solo dos meses, vivimos uno de los peores momentos de nuestra vida; estuvo muy enfermo y los médicos no nos daban esperanzas.  No puedo dejar de agradecer cada día por tenerlo sano y salvo conmigo. Lo mismo que toda la gente que rezó por él, que nos consoló, desconocidos, conocidos, amigos y familiares ¡Gracias!
A partir de ahí, de esas experiencias tan fuertes,  aprendí que nunca debes dar nada por sentado. Tener salud, tener a tu familia, es tu mayor regalo!

Agradece y sé bondadoso, verás como empiezas a notar cambios en tu vida.

 

“Solo Respira”  

En este enlace que os dejo, prestad atención a estos pequeños sabios 🙂

[ Gracias por compartirlo conmigo Nati, me viene como anillo al dedo ]

 

Este ha sido un post muy muy sincero.

¡Os mando un fuerte abrazo!

6 Comentarios
  • Sheila
    Publicado a las 18:27h, 22 febrero Responder

    Genial! Lo e intentado alguna vez pero me cuesta mucho no pensar q tengo q hacer al otro día o cosas q pasaron Durante el día laboral cada etc. Cuesta relajarse !! Supongo es cuestión de práctica.. pero seguro es una mejora para la salud y esta buenísimo tener mas típs !

    • admin
      Publicado a las 21:12h, 22 febrero Responder

      Hola Sheila!! Es cuestión de práctica, como todo. Yo la primera vez, en una clase de yoga,recuerdo que mientras la profe nos introducía en la meditación, mi cabeza iba haciendo la lista de la compra del mercado: un kilo de patatas, cuatro tomates jajaja y pensé que eso no era para mi. Si te esfuerzas a ser constante te va a resultar muy fácil, escucha la música y déjate llevar 😉

  • Adri
    Publicado a las 19:20h, 22 febrero Responder

    Me encanta amiga! A ver si lo aplico! Aunque el silencio y los ruidos de pájaros y naturaleza en mi casa difícil con este terremoto, tenemos q irnos un día de spa y relajación

  • admin
    Publicado a las 21:07h, 22 febrero Responder

    Adri imagínate yo con los tres, imposible! Tienes que hacerlo cuando terremoto esté en la guarde o bien alguien se pueda quedar con él un rato. Pero vaya, que si hay que ir de spa se hace el esfuerzo eh, jaja

  • Marita
    Publicado a las 04:37h, 26 febrero Responder

    Qué bueno Arantxa! Vengo practicando mindfulness y meditación hace casi un año, aunque no regularmente. Y a pesar de eso estoy encontrando una gran paz interior que hace tiempo no sentía. Lo más importante dejé de tratar de imponer e imponerme grandes desafíos. Ahora me enfoco en relajarme y disfrutar de cosas simples sin enroscarme con tantos requisitos que te impone el mundo. Eso sí. Lo hago a mi manera. Sin más sonidos que algunas campanadas y de la naturaleza. Pero puedo decir que comienzo a ver los resultados y me atrapó. O a veces un vídeo de guía. Lo recomiendo!! Gracias por compartir!!

    • Arantxa
      Publicado a las 08:49h, 27 febrero Responder

      Hola Marita! Yo hago lo mismo, todo a mi manera. Un poco de aquí, otro de allá y al final se trata de eso, de adaptarlo a ti. Qué bueno que hayas notado mejoría. Un abrazo!

Publicar comentarios