Mi Emprendimiento: Sobreviviendo A La Crisis

Estantes vacíos, cuentas en cero, llamadas, “Cerré mi negocio debido a la crisis”, “No voy a comprar por el momento”, “Esto está duro”, “Saquearon mi negocio”. Financieras llamando: “Su pago tiene retraso de 10 días”

Te cuento cómo la crisis socio-política de Nicaragua afectó mi industria y cómo, con mucha pericia logré sobrevivir a los meses más duros en mi carrera empresarial.


En Abril 2018 una terrible crisis golpeó mi país. Muchos negocios de diferentes industrias cerraron,  y en el caso de la mía (cosméticos) el golpe fue tremendo. Es de entenderse, en momentos de gran incertidumbre donde se habla de guerra, bloqueo económico, paro indefinido, etc. todos priorizamos la medicina y la alimentación a un labial o un polvo compacto.

Al ser un negocio mayorista los principales afectados fueron mis clientes pues resulta que muchos de mis clientes fuertes tuvieron que cerrar sus negocio. Ante el pago de planilla, cuotas de las financieras y otros gastos, tuvimos que ingeniarlas.

A continuación, 10 consejos que me permitieron y aún me permiten sobrevivir

  1. Cuidar tu record crediticio: Primeramente, debo decir que algo incalculablemente importante fue el buen récord crediticio que había creado desde hace unos años atrás. El ser clasificada como una excelente cliente ante las instituciones me permitió optar por una re-estructuración para hacer mis cuotas mas bajas (a como les comenté anteriormente, mi flujo de efectivo disminuyó y mi capacidad de honrar mis deudas en el momento bajó). El mantener una excelente relación con las instituciones financieras me permitió acomodar mis préstamos según mi nueva capacidad de honrarlos.
  2. Honrar a tus clientes mas fieles: Todo negocio tiene la bondad de contar con clientes recurrentes que a pesar de toda adversidad deciden seguir invirtiendo en nosotros porque hemos creado una relación mas allá de lo comercial con ellos. Honralos, agradéceles su fidelidad con un regalo por su cumpleaños, brindales un precio especial de cliente VIP, obsequiales una tarjeta de agradecimiento, etc. La cuestión acá es que recuerdes que tus clientes mas leales son los que te han mantenido a flote y agradecerles marcará un antes y un después en su relación.
  3. Recorta gastos innecesarios: Si, puede sonar contradictorio con el punto #2 pero cuando tu negocio esta en completa fragilidad antes de recortar, fue necesario priorizar. La ropa bonita del mes? No. La salida de todos los fines de semana? Nop. La keratina? Nop.
  4. Crea un sistema de Gestión de Clientes: Desde antes de la crisis hice lo posible por conocer a mis clientes, después de la crisis incrementé el esfuerzo. Al ser un negocio en linea no es posible conocer personalmente a cada cliente es decir sus gustos e intereses (excepto a los clientes recurrentes) pero, sí es posible conocer su ubicación geográfica, cuantos venden en línea desde casa y cuantos en local físico, la frecuencia de compras, etc.
  5. Los datos son tus mejores amigos: Entre mas información tengas a mano, mejor. Una simple tabla de Excel con los detalles de tus ventas te permitirá crear estrategias especificas a tus necesidades. Por ejemplo, tus datos te pueden mostrar que la mayoría de tus clientes se concentran en la Capital. Interpretando tus datos, puedes crear campañas de Facebook específicas a regiones donde tengas menor concentración de clientes por ejemplo, los Departamentos.
  6. Promueve el consumo local: No solamente como una buena estrategia de marketing sino también porque es necesario impulsar el trabajo del emprendedor local. En este aspecto mi solución fue crear un producto en conjunto con la marca nicaragüense de productos naturales Old Man Winters. Bajo mi marca se producen brochas; resulta que muchos clientes expresaban constantemente que no sabían con que producto limpiar las brochas así que el desarrollo del proyecto fue bastante lógico: Un producto que se pueda utilizar con mis productos según la necesidad expresada anteriormente por los clientes. ¿La creación? Un jabón lava brochas elaborado en Nicaragua por manos de artesanos lo suficientemente suave y bondadoso para limpiar y cuidar las cerdas de mis brochas. No solo estaba cubriendo una necesidad de mis clientes, sino que estaba inyectando a la economía nacional a través de una nueva demanda de mano de obra artesana.
  7. Seguimiento PostVenta: Con clientes nuevos y recurrentes, algo que ha marcado la diferencia desde Abril ha sido optar por un seguimiento muy agresivo. Enfocarnos y creer que el cliente es el pilar del negocio y es necesario conocerle y escuchar sus inquietudes. Manejar apropiadamente los reclamos permite solidificar una relación que de haberse manejado inapropiadamente el reclamo se pudo haber destruido. Claro, no podemos complacerlos a todos pero creo que 9 de 10 es un buen número para mantener el negocio a flote.
  8. Ajustarse a las necesidades del cliente: Dada la baja en la demanda de productos cosméticos nos dimos cuenta que nuestros clientes mayoristas estaban optando por productos mas económicos así que tuvimos que ajustar nuestra oferta por productos mas económicos, siempre de muy buena calidad.
  9. Moderar el uso de tarjetas de crédito: He escuchado muchas personas decir cosas como “Voy a cortar esta tarjeta me tiene pegado”, “Esta tarjeta me descontroló”. Este tipo de comentarios no pueden estar mas alejados de la realidad. Lo he escuchado de grandes empresarios y emprendedores: “El crédito te hace rico”. Entiendo que en este punto habrán opiniones encontradas pues no todos están de acuerdo con este tipo de afirmaciones. Desde mi punto de vista, un crédito bien manejado trae ganancias. El problema es creer que esas ganancias son “nuestras” cuando en realidad ese dinero es el que debemos utilizar para reinvertir en el negocio.
  10. Cuida tu equipo de trabajo: Tus colaboradores son la cara de tu negocio por lo cual es indispensable en los tiempos duros cuidar no solo la integridad de ellos sino también su desempeño a través de bonificaciones o simplemente siendo empaticos ante las necesidades personales de cada uno recordando que detrás de cada colaborados se levanta un hogar. Trabajadores felices, clientes felices: Empresas que sobreviven 😀 Pues bien lo dice el dicho “Cuida de tus trabajadores y ellos cuidarán de tus clientes”.

¡Estos son mis 10 consejos! Pero, ¿el principal? Busca de Dios con todo tu corazón. Al final, podrás hacer mil estrategias para atraer clientes nuevos pero basta solo la mano de Dios para que de la nada un buen cliente de contigo e inyecte vida a tu negocio.

¡Ánimos emprendedores! Nuestro buen camino sigue y solamente debemos respirar en el proceso y sacar lo mejor de cada etapa.

¿Y vos, tenes algunos consejos para tiempos de crisis? Si es así lo podes compartir en la casilla de comentarios abajo.

Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .